Café Tacuba por TV

El lunes pasado presencié, gracias a un amigo que consiguió colarme en la lista de producción, la grabación del programa “Íntimo e interactivo” (Much Music) del grupo mejicanote Café Tacuba. Poca gente, serie de fans y mucha energía desplegada a cargo del cuarteto chompira.

Yo, estaba a dos metros del seudo escenario con cara de qué bien se te ve. Rodeada de luces de estudio de televisión y técnicos de todos los colores. Mis caderas lindaban con el set de guitarras y bajos que, tema a tema, se turnaban para ser parte del show. A cargo de ese kiosquito de miles de dólares estaba un plomo azteca del que me hice compinche. Un mexicano bastante encantador, debo decir. El tipo corría, alcanzaba toallitas blancas que pasaron todo desafío de blancura existente, afinaba cada instrumento, y hasta se dio el lujo de cambiar una cuerda en dos segundos.

El show estuvo aplanador desde el sonido. Mucha sinergia entre ellos. Tocaron temas conocidos y de los otros también. Se los notaba sencillos y amigables. Pero el groso es el líder de la banda, sin duda. El chiquitito con trenzas claramente contrabandea onda al por mayor. Su peinado, su vestimenta, su carisma y su simpatía lo convierten en líder indiscutido. Y para terminar con las flores, los tipos hicieron la coreografía del tema “Déjate caer” sin ninguna timidez. Grosos. Torpemente desprendieron brazitos por un lado, pasitos por el otro y plastificaron ese momento como el sublime del concierto.

Cuando todo acabó pensé en pedirle a mi cuate la lista de temas, pero una hoja con letras escritas por no sé quién mucho no me iba a aportar. La gente a mi alrededor ligó puas del guitarrista, pero yo sólo puedo tocar temas del siempre galán Sergio Denis. Y ni siquiera los hits del último disco, me quedé con “Te quiero tanto“… En fin. Seguí pensando. Y llegué a la temible conclusión que el souvenir que quería llevarme era el reloj del plomo copado. Era de muchos colores y brillaba insistentemente en la oscuridad. Pero la cara de qué bien se te ve no dio para tanto. Me fuí con el recuerdo del goce contundente.

El cuartetazo también tuvo que charlar con la rubia del canal de música. Que qué hacían antes de, qué cómo son las giras, qué blasblasblas. Qué bajen a la blonda del tablao y que suenen los acordes cafeteros.

Mi amigo, que labura ahí, me contó que el especial saldrá recién en abril. Mientras tanto, les dejo dos YouTube de aquella noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s