Se la clavé en el ángulo

De tanto Castaña Cacho anoche lo soñé eróticamente. Estábamos semi acostados sobre su cama (seguro con acolchado de leopardo). Él tenía un boxer azul claro y estaba con la pechera al viento (no recuerdo bien, pero me la juego a que le colgaba oro). Yo le estaba haciendo una entrevista. Llegamos al tema sexo. La típica: ¿Tomás viagra? ¿Tenés erecciones? En esa me dice que sí. “Claro mi amor, mirá… mirá cómo de sólo hablar del tema se me ‘contracturan’ los músculos”. Y fija la mirada en su pija de macho de hormigón. Y yo lo sigo con la mía. Mis ojos clavados en la erección de interiores azulinos. Erecto Cacho. Acto seguido me agarra su mano y me la clava en su sexo que ahora está afuera y es grande. En ese momento pensé en que a mí el tipo nunca me había gustado, pero ya estaba ahí: con mi mano en su cachote. Ahora que desperté, pienso que el tipo nunca me gustó, pero estuvo bien tenerlo entre mis manos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s