Retroceder nunca, rendirse jamás

Después de ver “Buscando a Arjona”, del Zurdo, es inevitable preguntarse qué fue lo más extraño, insólito o irrepetible que hayas hecho en nombre del amor. Algunos me contaron lo suyo, yo hice memoria y otra me dijo “no hice nada por recuperar a nadie”. Son puntos de vista. ¿Qué es hacer algo para recuperar a un otro? Es más profunda y pajosa la charla. Lo mío fue a los 20. Me compré un boleto de micro con destino a Brasil. No tenía idea a dónde estaba yendo. Sólo sabía que él iba a estar en Praia do Rosa. Nada más. Viajé a buscarlo con $120 en el bolsillo, una mochila y sin dirección de destino. Desde la terminal me pelée por teléfono con mi vieja que no entendía nada. Y solita me embarqué en ese viaje de incertidumbre amorosa (o pendeja). Al llegar a Garopaba caminé como siete kilómetros hasta que me topé con Praia do Rosa. Afilé mis ojos, confié en mi instinto y lo busqué por  arena,  calles y vecinos. Hasta que lo encontré. Lo demás es normal: encuentros, desencuentros, blas, cosas del amor nuestro de cada día, cortes y confecciones… blasss…

¿Vos qué hiciste por amor? Contá que hoy estoy en mi rol de Lía Salgado…

Anuncios

12 Respuestas a “Retroceder nunca, rendirse jamás

  1. Cuando llega el amor siempre me vuelvo un pelotudo….pero es el rato q

  2. Cuando llega el amor siempre me vuelvo un pelotudo….pero es el rato que mejor la paso,
    después vienen los quilombos. Y qué hago por amor…eso, volverme un pelotudo.

  3. por amor pedí que el niño que me gustaba me diera un beso, apretando una pestaña contra el dedo gordo de una amiga… pero el problema es que lo deseé tanto pero tanto que en vez de decirlo para adentro, sin darme cuenta lo grité a los cuatro vientos, en el patio del colegio…
    que hago por amor? volverme loca, eso.

  4. Ricardo Dean Anderson

    Creo que lo loco no es lo que hice, sino que lo hice “a cuenta” sin conocerla… Mi intuición me decía que me iba a enamorar de esta piba. No me equivoqué. La historieta es ésta:

    Primer salida. La había visto 40 minutos en toda mi vida, pero me gustaba MUCHO. La invité a cenar a un lugar sorpesa, muy especial para mí y que quería que fuera diferente para ella: Terraza, piso 18. Tres días antes noté que le habían puesto triple candado! O sea, entrada prohibida a la terraza. Como era muy importante que la primer cena fuera ahí me fui a comprar ese mismo candado (misma marca y modelo) para aprender a abrirlo con un clip como en las pelis. Estuve practicando durante dos días sin éxito. Busqué en youtube videos que enseñaban a abrir candados con clip. Había muchos y los miré con atención… Pero el curso veloz de MacGyver tampoco funcionó. Fui a unas 5 cerrajerías para que me tiren un dato. Nada. Me recomendaron forzar el candado con una maza. Tampoco. Hasta busqué el modo de robar las llaves al encargado. Imposible. Nervios. La noche se acercaba. Finalmente la solución: Minutos antes de que ella llegara forcé una ventana alta del edificio que comunicaba a la terraza… hasta romperla. Ventana abierta! Bajé, me bañé, me puse lindo. Ella nunca supo toda esta movida. Llegado el momento, le hice piecito y arriba. El resto fluyó, cena en terraza con noche iluminada de Buenos Aires de fondo y final feliz.

  5. Una vez, esa persona me escribió exactamente la misma frase de tu encabezado y muchas otras más. En realidad fueron más silencios que palabras, pero yo quería así y lo supo. Y entonces cometí el grave error de traicionar mi principio irrefutable de “nunca más”. Y con esa frase se trepó a mi cama y después se bajo como si nada, al tiempo. Y eso es lo que me hace el amor: creer, por momentos, que existe y darme un nuevo porrazo de esos que astillan huesos.

  6. me gustó la historieta de la terrazaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  7. todavía existen hombres que hacen cosas como la de la terraza??????
    entonces, no pierdo la esperanza

  8. roba remeras……pero el de la terraza es tan lindo!

  9. lo de la terraza es,,,,
    real…
    doy fe
    me lo contó un pajarito enamorado….

  10. Me gusta lo que escribe Doña Ana, siga así, muy bien felicitado. Aunque digale a su madre que el lunes venga al colegio porque quiero hablar con ella sobre la obscenidad de colores con los que se viste.
    Besos
    el Zurdo

  11. Zurdazooooooooo!
    Qué placer tenerle por las leches buenas…
    Qué bueno que le guste lo que lee. Lo de los colores lo dejamos para marzo. Y no diga que no soy el color de la producción… Ustedes tan de gris pastel, tan de mantel oxidado.
    Te extrañamos!!!!!!!!!!!!!
    Hagamos fiesta del reencuentro o me avisás y nos cruzamos por la calle como antes. Calle con callejeros: todo bien!
    Besazo para el Zurdazo copeitor!!!!!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s