ana

Hablé de vos con Paula. De tu vida miserable y de tus manos lavadas de tanto fregar a mano. Ella me preguntó cómo eras. Le conté de tu encierro y de tu vida de mierda. Le voy a llevar fotos de tu juventud para que pueda verte feliz. Otro día te escribo y te cuento qué me dijo. Descansá Ana. Te toca.

Anuncios

Una respuesta a “ana

  1. la hija de tu Ana,la madre de Ana

    Debe estar feliz sabiendo que sigue siendo importante en tu vida.
    Decis muy bien ” que descanse” que ahora puede.
    No la recuerdes deprimida, hubo un tiempo en que la hacian feliz algunas pequeñas cosas….
    Te amo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s