Archivo de la categoría: En la caja de Esteban

saludá a mi amigo, dale!

La última del chino Esteban. Como siempre, nos encontramos en la caja. Yo queriendo pagar y él haciéndose el cobrador entretenido. Atrás, su mega computadora con ocho ventanas de chat abiertas. Esteban vive chateando. Casi siempre con minas. Pero esta vez había dos chongos orientales en cuero. Pago. Ironía va. Paliza viene. Esteban gira la webcam, me enfoca en primerísimo primer plano y me pide que salude a su amigo. “Dale, tirale un besito”. Y yo, con mi mejor cara made in china, me veo tirándole besos descaradamente al amigo chinesse. Son $21,60.

chino sabe chino ve

Y para despejarme voy a lo del chino Esteban. Además de comprarme toallitas femeninas para palear la crisis me fijo si algo me tienta para la cena. La misión es pasar desapercibida por la caja. Esteban y yo solemos molestarnos cada vez que nos vemos. Yo le hago planteos a los gritos y él me muestra cómo chatea con las chinas. Una vez se fue al carajo y adelante de dos o tres personas me mostró el chat de una china que le estaba mostrando las tetas vía webcam. Pero hoy es distinto. Hoy no quiero vínculo.Voy hacia la góndola de los productos para mujeres. Decido comprar verdura para hacerme una rica ensalada. Me tapo la cabeza con la capucha para demostrar pasividad. Mutis por el foro. Llego a la cola. Mi turno. Toallitas con alas sin perfume. $3,60. Y sin levantar los ojos de la máquina registradora Esteban me dice: “Hoy estás amargada”.